30 nov. 2010

IPv6

(null) 
BY KUDROM : PILLATEUNLINUX

El agotamiento de las direcciones IP con el protocolo 4 es un hecho. Más pronto que tarde, aproximadamente en 94 días al momento de escribir este artículo, las direcciones IP de IPv4 se habrán agotado. ¿Qué pasará después? Un período de inestabilidad, o al menos eso es lo que predicen los expertos y es lo que intentan evitar iniciativas como la Asociación de Usuarios de Internet, que ayer envió una petición al Gobierno español para que desarrollen e implementen un plan urgente de migración a IPv6.

A rey muerto rey puesto, la versión 4 del protocolo IP está acabada, necesitamos a su sustituto, la deseada versión 6. IPv6 es la evolución de IPv4, uno de los pilares fundamentales de Internet. Para explicar la importancia del cambio de protocolo, vamos a mirar los números. Con IPv4 se posibilitan 2³² direcciones posibles, es decir, 4.294.967.296 direcciones, IPv6 posibilita 2¹²⁸ direcciones, es decir, 340.282.366.920.938.463.463.374.607.431.768.211.456 direcciones; para que los ojos no os bailen con tanto número, IPv6 ofrece más de 3*10¹⁴ direcciones que IPv4. Es decir, que a corto plazo IPv6 no se agotará, lo que ya está pasando con IPv4. Aparte de la considerable ampliación de direcciones, con IPv6 llegan una serie de mejoras, como son el multicast, nuevos sistemas de monitoreo, mejoras en el mantenimiento remoto y una mayor flexibilidad. Entonces, ¿por qué no se hace el cambio? Porque se han juntado la incomprensión de internet con el peor consejero, el dinero.

Son las empresas relacionadas con el soporte de internet las que tienen que cambiar. Estas empresas van desde los proveedores, pasando por los fabricantes de hardware, desarrolladores de drivers y por supuesto los desarrolladores de aplicaciones. El gran problema lo han presentado los ISPs y algunos servicios de hosting, que son los que más cambios tienen que hacer y los que más dinero se tienen que gastar. Es triste, pero actualmente solo el 1% de las direcciones IP está traducido al protocolo IPv6. Pero, ¿eso a mi qué me importa? Ya lo he dicho, si no se actúa muy rápido (aunque creo que ya estamos aviados), pasaremos casi seguro por un tiempo de inestabilidad, que los más optimistas cifran en unos meses y los pesimistas en cerca de 7 años.

El cambio que se tiene que hacer efectivo en las empresas relacionadas con internet es migrar de IPv4 a IPv6, es decir, implementar el nuevo protocolo en todos los routers, puntos de acceso o servidores (por poner unos ejemplos). Como es fácil de imaginar, el gasto es astronómico, pero es necesario. Es necesario no porque cuatro freaks de la informática y que no pueden vivir sin internet se lo pidan (al igual que parece que piensa el senado cuando se habla de la Neutralidad de la Red), es necesario porque muchos modelos de negocio están basados en internet, es necesario porque la economía digital, que mueve muchos millones al año se colapsaría. Y eso no es bueno.

Por este motivo, la Asociación de Usuarios de Internet de España, encabezada por Miguel Pérez Subías, piden que se actúe rápidamente para minimizar las consecuencias. En todo momento se refieren a un informe de la Internet Society, que dice lo siguiente:

No podemos permitirnos el lujo de seguir esperando a ver quién es el primero o a ver qué problemas surgen, el agotamiento de las direcciones IPV4 esta cercano y son muchos los que deben adaptar sus equipos: fabricantes de hardware, gestores de redes, desarrolladores de aplicaciones, drivers, ..todos ellos han hecho mucho pero aún queda mucho por hacer. La continuidad de Internet y la competitividad de nuestro país dependen de ello y nuestros gobernantes deben de tomar buena nota e impulsar medidas para no quedarnos rezagados.

Hemos hablado del problema monetario que supone el cambio para las grandes empresas. Ahora bien, a ti, usuario final, lector de PillateUnLinux, ¿te representa algún problema el cambio? Pues depende, si sois buenos chicos y usáis GNU/Linux, lo más probable es que no tengas que hacer nada, si estás en Windows 7 o MAC, aunque quieras no puedes hacer nada (tranquiiiiiilos, se ha dicho que el protocolo funciona perfectamente) y si estás en Windows XP, la cosa cambia, porque vas a tener que instalar un paquete. Aparte, tenéis que tener un router o módem (ya sean inalámbricos o de cable) que soporte el nuevo protocolo. Si no tenéis uno, os toca o instalar una versión del firmware que lo soporte o compraros uno nuevo.

Como esto es un blog de FLOSS, y yo no tengo mucha idea de Windows, solo voy a explicar cómo se puede saber si mi distribución de GNU/Linux está preparada.

Básicamente, lo que hay que habilitar es un módulo que se llama ipv6, para saber si lo tenéis compilado por defecto, id al emulador de terminal, y escribid lo siguiente:
$ modprobe ipv6 
Si no os sale ningún error, ya lo tenéis habilitado, para cercioraros tipead lo siguiente:
$ ifconfig 
Si os sale algo parecido a ésto, estáis de enhorabuena, ya tenéis habilitado el protocolo IPv6 en vuestra querida distribución:
wlan0     Link encap:Ethernet  HWaddr xx:xx:xx:xx
inet addr:192.168.0.129  Bcast:192.168.0.255  Mask:255.255.255.0
inet6 addr: fe80::224:27ff:fef3:2c40/64 Scope:Link
UP BROADCAST RUNNING MULTICAST  MTU:1500  Metric:1
RX packets:58841 errors:0 dropped:0 overruns:0 frame:0
TX packets:56800 errors:0 dropped:0 overruns:0 carrier:0
collisions:0 txqueuelen:1000
RX bytes:57552798 (54.8 MiB)  TX bytes:10110935 (9.6 MiB)

Si no tenéis el módulo precompilado, os va a tocar recompilar el kernel para habilitarlo o actualizar la imagen del núcleo. No lo voy a explicar entre otras cosas porque ya está explicado enotras páginas y porque es muy raro que en la distribución en la que estés no esté habilitado el módulo ipv6 de serie.

Por último, quiero explicar una última salida de emergencia que se puede tomar si los fabricantes no espabilan. Esta salida es el IPv6 tunnel brokers, que es un sistema que entunela mi sesión con el protocolo IPv4 a una sesión IPv6. Es como si las cabeceras de los paquetes IP fuesen traducidos de IPv4 a IPv6, de manera que parece que utilizo IPv6 cuando realmente estoy utilizando IPv4. Las desventajas son que el rendimiento baja muchísimo y puede dar problemas de navegación, por lo que es un arreglo pero no una solución.

Conclusión:
Estamos fastidiados, por no decir jodidos (mira que no lo quería decir XD). El cambio tenía que haberse hecho efectivo hace demasiado tiempo, pero los gobiernos no presionan a las grandes empresas que deben hacer el cambio y los usuarios, por norma general, estamos bastante callados; como consecuencia, las empresas nuevamente hacen lo que quieren. Cuando empiecen los problemas, y no te puedas conectar a internet o te conectes pero no puedas utilizar una aplicación o no puedas visualizar una página, empezarán los lloros.

¿Qué significa Linux?

Mejor que os lo diga IBM.


Abrid vuestras mentes, esclavos de los hipócritas y de lo tangible.

28 nov. 2010

Imprimir desde un iPod/iPhone/iPad en Linux

Muchos de los que tenemos en nuestras manos un iPod Touch / iPhone o iPad, hemos podido observar que en la última actualización del firmware (concretamente la 4.2), lleva incluido el famoso AirPrint para poder imprimir desde nuestro dispositivo.

La verdadera historia es que esta nueva función solo está disponible para unas pocas impresoras.
Para colmo de colmos, el resto de las aplicaciones que puedes utilizar para imprimir desde un iPod/iPhone/iPad requieren de una aplicación instalada en el ordenador y además únicamente disponibles para Mac o Windows (curioso que siempre pongan Mac/Pc).

Así que ya terminé hasta las narices de tanta carcel, ataduras y gilipolleces de cuatro castañeros que no saben utilizar el cerebro más que para ganar dos duros y me dispuse a investigar un poco, consiguiendo así imprimir desde mi iPad (con firmware 3.2.2) en cualquier impresora instalada en Linux.

A continuación el pequeño tutorial:

Doy por supuesto que tienes una impresora en un ordenador con Linux instalado, una red wifi y la impresora compartida, claro está.

  • Primeramente hay que decirle al servidor de impresión CUPS que acepte la administración remota por parte de otros equipos, así que vamos al PC y abrimos el navegador web.
  • En la barra de direcciones escribimos http://localhost:631
  • Abierta la página, vamos a la pestaña "Administración" y a continuación, en la parte derecha, marcamos la casilla "Permitir administración remota". Pulsamos el botón "Cambiar especificaciones" y esperamos a que se reinicie el servidor de impresión.
  • Para los más expertos, podemos editar el archivo de configuración cupsd.conf y añadir la IP del iPod/iPhone/iPad en el apartado Listen y reiniciar el servidor cups con /etc/init.d/cups restart

  • Ahora vamos a nuestro iPod/iPhone/iPad y descargamos e instalamos la aplicación "PrintCentral", la cual nos permitirá imprimir directamente documentos, imágenes, webs, etc...
  • Seleccionamos un archivo cualquiera (el "Getting Started - Test Print file.txt" de ejemplo nos sirve) y pulsamos el icono de la impresora que está en la parte superior izquierda de la pantalla.
  • Pulsamos el botón "Sele...onar" (Seleccionar) y el botón "+" para añadir una nueva impresora.
  • Pulsamos "Continuar", luego pestaña "Impresora" y en "Dirección de la impresora" escribimos la dirección IP del equipo donde está instalada. En "Puerto" ponemos el 631 y en "Nickname" podemos poner nuestro nombre de usuario en Linux o bien root.
  • Pulsamos el botón Conectar y listo.

Gracias GNU/Linux, sin tí seguiríamos siendo ganado digital.